Desoxidante RBM®
Desoxidante RBM®
Desoxidante RBM®

Desoxidante RBM®

Precio habitual
$ 68.38
Precio de oferta
$ 68.38
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

RBM® Desoxidante, es un poderoso desoxidante que ELIMINA OXIDO de varios estados de oxidación, presente en metales, semi metales y no metales, sea en estados positivos o negativos del compuesto del que estén constituidos, y no solamente del oxido de oxígeno, si no también de los óxidos ácidos, peróxido y los superóxidos. Puede ser utilizado para la prevención de oxidación.

 

Ingredientes:

Nombre químico

N° C.A.S.

Agua Desionizada

7732-18-5

Surfactantes no Iónicos

27177-08-8

Ácidos Débiles

7664-38-2

Glicoeteres

111-76-2

Inhibidores de Corrosión

64-19-7

Aprobados por: E.P.A, F.D.A, S.S.A, S.A.G.A.R.P.A y COFEPRIS

 

Métodos de Aplicación:

Microfibra, Aspersión, Inmersión y Cepillado

 

Recomendaciones de Uso:

IMPORTANTE:

USAR GUANTES EN EL MOMENTO DE LA APLICACIÓN

 

Aplicación Manual:

Aplique sobre el área oxidada de manera que quede cubierta completamente del RBM® Desoxidante, dejar que seque y posteriormente con una microfibra tallar, enjuagar y retirar el exceso con un trapo húmedo.

Inmersión:

En un recipiente del tamaño necesario para sumergir el objeto por 2 horas en el RBM® Desoxidante, y al mismo tiempo puede dejar un pedazo de tela para ser utilizado posteriormente retirar los excesos del área tratada, utilizar un cepillo de cerdas duras y en caso extremo lana de acero (Estropajo). Puede dejar el metal oxidado sumergido 24 horas en caso de que prefiera no restregar mucho.

Manchas de Óxido en Textiles:

Aplicar en el área afectada, sin dejar que se seque tallarla y enjuagar con abundante agua.

Manchas de Óxido en Ladrillo o Concreto:

Rociar el área afectada, dejar que se seque y una vez que se endurezca utilice un cepillo o herramienta metálica para quitarlo, si aun no a sido eliminada por completo aplique cuantas veces sea necesario para obtener los resultados deseados.

Manchas de Óxido en Porcelana o Cerámica

Rociar el área a tratar, utilizar un cepillo y en caso de que este muy incrustado tallar con una piedra pómez, retirar con un paño húmedo.

Eliminar Óxido en Acero Inoxidable:

Aplicar con brocha el área afectada, tomar una fina pieza de papel de esmeril y con ella frotar uniformemente y enjuagar con agua caliente.

Prevención de Óxido:

Lavar con agua el objeto a tratar, dejar que se seque totalmente y revisar que no existan residuos de suciedad, polvo y que se encuentre totalmente seca y con un aspersor manual rociar uniformemente y dejarlo secar, para que forme una cutícula protectora que durara 45 días.

Pintar Metal: Aplicar en el metal, dejarlo secar por 48 horas, y cuando este totalmente seco, este actuará como un imprimador que ayudará a que se adhiera y proteja el metal del óxido.